¿Cuál es la diferencia entre rootear y hacer jailbreak?

¿Cuál es la diferencia entre rootear y hacer jailbreak?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

ser-o-no-root

Comparados con los ordenadores personales, los smartphones y las tablets son dispositivos bastante “cerrados”, por así decir. El jailbreak y el rooteo son dos formas de superar las limitaciones del dispositivo, y otorga la posibilidad de hacer cosas que los fabricantes y las operadoras no quieren que hagas.

Algunos países tienen leyes que prohíben hacer cualquiera de estas dos cosas, pero no vamos a entrar en eso aquí. En este artículo, enfocado sobre todo a personas que acaben de llegar al mundo móvil, vamos a intentar explicar cuáles son las diferencias principales entre hacer jailbreak y rootear, de forma que estos conceptos queden mucho más claros.

¿Qué es hacer jailbreak?

Hacer jailbreak o jailbreaking es el proceso mediante el cual eliminamos las limitaciones establecidas por Apple en los iPhones. Esto permite a los usuarios instalar aplicaciones de terceros sin que tengan que proceder necesariamente de la App Store. El jailbreaking no tiene que ver necesariamente con la piratería, ya que, esencialmente, lo que permite es usar software que Apple no aprueba.

Es posible hacer jailbreak en dispositivos con limitaciones similares. El jailbreaking no se limita sólo a iOS, ya que también hay un método similar para las Microsoft Surface RT que permite instalar programas no aprobados por Microsoft. Sin embargo, antes hay que compilar las aplicaciones para arquitecturas ARM, lo que complica mucho el proceso. No todos los usuarios conocen este procedimiento, mientras que el jailbreak de iOS es más sencillo.

Te puede interesar: Las 8 Mejores Razones por las que Hacer Jailbreak en tu iPhone 6 o 6 Plus

Qué es Jailbreak en iOS

¿Por qué Apple no quiere que hagas jailbreak?

En Apple no quieren que los usuarios hagan jailbreak por un motivo muy simple: seguridad. El jailbreaking es un arma de doble filo. Para poder hacer un jailbreak es necesario encontrar una vulnerabilidad en la seguridad del sistema que permita realizar un exploit que se salte las salvaguardas del fabricante. Esto genera otro debate: ¿Y si quien descubre la vulnerabilidad es alguien con malas intenciones? No sólo afecta a la seguridad del sistema operativo, sino también a la del usuario.

Android no necesita pasar por el jailbreaking. El sistema operativo móvil de la gran G permite instalar aplicaciones que no provengan de Google Play de serie.

Te puede interesar: 5 Razones Para No Hacer Jailbreak a tu iPad o iPhone

¿Qué es rootear?

Rootear es el proceso de conseguir privilegios de superusuario o administrador. Ahora se considera este proceso como algo casi exclusivo de los terminales Android, pero también se podían rootear terminales que usaban el sistema operativo desarrollado por Nokia, Symbian.

El conseguir permisos de administrador es algo muy habitual en sistemas basados en UNIX, como por ejemplo Linux. Cuando abrimos una terminal y, por ejemplo, introducimos este comando:

 sudo apt-get install vlc && sudo apt-get remove smplayer

Lo que estamos haciendo es decirle al sistema operativo que realice una escalada de privilegios para primero instalar un programa y después desinstalar otro. Es una operación sencilla, pero que sin embargo requiere de la autorización del administrador del sistema para ejecutarse.

Root

Rootear en Android funciona de forma parecida. Android tiene un corazón Linux, después de todo. Al rootear puedes dar a determinadas aplicaciones permisos de superusiario, permitiendo que hagan casi todo lo que quieran en el sistema operativo. Por ejemplo, una app con permisos de root puede desinstalar aplicaciones del sistema, instalar binarios del sistema operativo a bajo nivel, revocar permisos de aplicaciones y hacer otras cosas. Resumiendo, rooteando consigues una experiencia Linux casi completa en un smartphone.

Te puede interesar: Root: 10 razones para obtener los privilegios de administrador en Android

¿Vale la pena rootear?

La respuesta a esta pregunta depende de a quién le preguntes. A día de hoy ya no es tan necesario ser root en un terminal Android. La mayoría de funciones que antes requerían los privilegios de superusuario ahora se pueden hacer de forma nativa, de modo que rootear queda para los usuarios más avanzados.

Lo que conseguirás si te decides a rootear tu terminal es saltarte la arquitectura de seguridad de Android, lo que podría causar problemas potencialmente graves si los usuarios no saben qué están haciendo. Es por eso que Android no viene rooteado por defecto.

Te puede interesar: Root: 8 razones para NO obtener los privilegios de administrador en Android

Los procesos de rooteo y jailbreaking no son obligatorios, y los métodos para conseguir una cosa o la otra están en Internet a tan sólo una búsqueda en Google. Si te interesa hacer jailbreak o rootear sólo tienes que investigar para saber cómo hacerlo en tu dispositivo.

Archivado en Android, iOS, Qué hacer siendo root, Trucos Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs