¿Para qué sirve rootear un Android?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Símbolo root Android pirata

Si nos hemos adentrado en el mundo Android seguro que nos hemos encontrado con información relacionada con el root, desde cómo rootear un terminal en concreto hasta el análisis de aplicaciones que solo podemos usar si somos root. Pero, ¿para qué sirve exactamente rootear un terminal Android?, es decir, ¿qué gano yo rooteando mi teléfono? A éstas y otras muchas preguntas vamos a responder a continuación.

¿Qué es eso del root exactamente?

Si buscamos una definición exacta, podríamos decir que rootear un terminal Android es obtener un control absoluto del dispositivo, es decir, obtener privilegios de administrador. Para entender mejor todo esto, vamos a poner un ejemplo muy sencillo: si compramos un ordenador con sistema operativo Windows, tendremos la opción de crearnos una cuenta de administrador donde tendremos acceso absoluto a todo el sistema, que podremos administrar a nuestro gusto. Además también tenemos la opción de crearnos una cuenta de usuario, donde solo podremos tener una serie de opciones básicas, pero en ningún caso podremos administrar todo el sistema. Bien, Android funciona de la misma manera, solo que al usuario no se le ofrece la posibilidad de ser administrador del sistema, sino que directamente se le da una “cuenta de usuario”. Por tanto, rootear nuestro terminal es conseguir todos los privilegios que no tenemos, es decir, conseguir los privilegios de administrador.

¿Para qué sirve rootear un Android?

Rootear un terminal, como ya hemos dicho, es conseguir los privilegios de administrador de nuestro sistema, pero, ¿para qué sirve exactamente? Con el root podremos hacer multitud de cosas ya que ahora tenemos acceso a todo el sistema, por lo que podremos modificar cualquier cosa que se nos ocurra, siempre que sepamos hacerlo. De entre todas las cosas que podemos hacer las más destacadas son las siguientes:

  • Eliminar aplicaciones del sistema que vienen impuestas por el fabricante o por la propia compañía de teléfono
  • Modificar la configuración de elementos de hardware, como la CPU, el chip del GPS, la GPU, etc
  • Instalar un firewall que por ejemplo impida la conexión a internet de alguna aplicación en concreto
  • Hibernar cualquier aplicación para que no trabaje en segundo plano consumiendo recursos
  • Actualizar o cambiar nuestro sistema operativo. Con los permisos root podremos cambiar nuestro sistema operativo instalando cualquier ROM que sea compatible con nuestro dispositivo
  • Quita restricciones impuestas por la compañía telefónica como el famoso tethering (convertir nuestra unidad en un modem o router)

Éstas son solo algunas de las cosas que podemos hacer siendo root pero prácticamente podremos hacer cualquier otra cosa que se nos ocurra, simplemente tendremos que buscar la manera o la aplicación necesaria para poder hacerlo.

¿Hay inconvenientes?

La respuesta a ésta pregunta es muy sencilla, sí. Rootear un Android implica una serie de riesgos que tendremos que correr si queremos tener nuestro smartphone con privilegios de administrador. En primer lugar tenemos que tener claro que si rooteamos nuestro teléfono lo más probable es que perdamos la garantía del mismo, si es que todavía la tiene. Por otra parte podemos brickear nuestro teléfono cuando intentemos rootearlo o cambiarle la ROM, es decir, que nuestro Android deje de funcionar y que ya no valga para nada.

Sin ninguna duda, lo que más peligro tiene a la hora de tener hecho el root no es lo que acabamos de ver, sino la forma en la que usemos el root. Al tener privilegios de administrador, tenemos acceso a todo el sistema, es decir, que tenemos los permisos para cambiar, borrar o sobrescribir cualquier tipo de archivo, cosa que es bastante peligrosa. Si no tenemos cuidado con los permisos root que damos es posible que introduzcamos en nuestro teléfono cualquier tipo de virus, además, al darle permisos de administrador al archivo o aplicación que tiene el virus estamos haciendo que éste sea mucho más peligroso, ya que tendrá acceso completo a todo nuestro terminal.

¿Es recomendable rootear mi Android?

Depende, es decir, ¿necesitamos tener rooteado nuestro terminal? Lo primero que debemos tener claro antes de rootear nuestro Android es saber por qué queremos hacerlo. El proceso root, como hemos visto antes, conlleva una serie de riesgos que tenemos que tener en cuenta. Si creemos que no vamos a necesitar el root lo mejor es que no lo hagamos, ya que nos quitaremos un montón de problemas. Por otra parte, si queremos cambiar la ROM de nuestro Android o simplemente ejecutar una aplicación específica que requiera permisos root entonces tendremos que rootear nuestro terminal.

Por tanto, si es recomendable rootear un terminal dependerá de cada usuario y de las necesidades que éste tenga, ya que dependiendo de sus necesidades el root será o no recomendable. Si rooteamos nuestro terminal tendremos que tener cuidado con los permisos root que damos, ya que ahora esos permisos implican tener acceso absoluto a nuestro terminal.


Ahora ya conocemos para qué sirve rootear un terminal y todo lo que esto conlleva. Si no tenemos rooteado nuestro terminal y queremos hacerlo podremos ir a nuestra sección dedicada al root de Android para ver cómo rootear un gran número de terminales, o si ya tenéis hecho root podéis ver todas las posibilidades que ofrece el root.

Archivado en Qué hacer siendo root, Root Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion