Utiliza tu Chromecast aunque no tengas red Wi-Fi disponible

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Dibuja y juega con Chromecast

Si hay un dispositivo que resulta rentable y útil realmente ese es el Chromecast. Google lo presentó con la intención de llevar los contenidos de nuestro smartphone directamente al televisor. La compañía de la gran G sabe que el consumo multimedia cada vez es mayor, por lo que acertó de pleno.

Este pequeño gadget nos permite conectar directamente nuestro teléfono con nuestro televisor sin necesidad de cables, solo utilizando la señal de una red Wi-Fi. De este modo, podemos replicar el contenido en la propia televisión y disfrutar de películas, música, vídeos o fotografías de una forma muy satisfactoria. Aparte de esto, podemos realizar otras actividades con la multidud de aplicaciones existentes.

Sin embargo, puede darse el caso en el que no dispongamos de una red Wi-Fi cerca, y tengamos en nuestro terminal algunos contenidos que nos gustaría visualizar en la televisión, como por ejemplo una película. Si tenemos el Chromecast pero carecemos de una señal Wi-Fi, podría parecer que está todo perdido.

Por suerte, existe un truco para poder utilizar el Chromecast sin necesidad de una red Wi-Fi. Parece algo imposible, pero ya veréis que cualquiera lo puede hacer sin ningún problema.

Chromecast también es útil sin Wi-Fi

Para todos los que en vuestro dispositivo tenéis contenidos multimedia que os gusta aprovechar con el Chromecast, este sencillo truco os permitirá hacerlo en cualquier momento, aunque no tengáis red Wi-Fi cerca.

En primer lugar iremos a Ajustes en nuestro terminal. En la sección de conexiones buscaremos Anclaje a red, aunque puede variar de nombre según el teléfono. Una vez aquí, haremos clic en Punto de acceso Wi-Fi y veremos que se nos abre el apartado de configuración. Aquí debemos introducir el nombre y la contraseña de nuestra red Wi-Fi habitual. Luego solo nos queda activar los datos de nuestro terminal.

Cuando hayamos hecho estos pasos, habremos convertido nuestro smartphone en una especie de router Wi-Fi. Tras esto, encendemos el Chromecast y comprobamos que se conecta al a red que nosotros mismos hemos creado. Debería ser así, porque el dispositivo entiende que estamos en casa, ya que encuentra los mismos datos en esta red nueva.

Ahora tenemos dos alternativas: si queremos enviar contenido que se encuentre en Internet (como vídeos de YouTube), debemos dejar activados los datos. Sin embargo, si optamos por enviar contenido almacenado en el smartphone, podremos desactivar los datos sin problema, y así nos evitaremos un posible consumo innecesario.

Archivado en Chromecast, Mirroring de Chromecast, Wi-Fi
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion