Verdades y mentiras sobre la batería de tu dispositivo (I)

COMPARTIR 0 TWITTEAR

batería-mano

Estamos acostumbrados a analizar y medir con lupa especificaciones o características como el procesador, la memoria RAM o la pantalla de nuestro smartphone, pero otras quedan un poco relegadas o no se les da la importancia que merecen.

Cuando te compras un móvil ¿Sueles mirar la capacidad de la batería? ¿No es una de las prestaciones más importantes? ¿Sabes cuantos mAh tiene tu actual smartphone? ¿Cuenta con carga rápida?

Si te paras a pensar y analizar todas estas cuestiones, empezarás a darte cuenta de que una buena batería es más importante de lo que parece. Y seguro que se han comentado y has escuchado muchas verdades y mentiras sobre las peculiaridades que les afectan, pero debes tener en cuenta que los dispositivos más modernos no se ajustan a las tradicionales normas de recarga.

Iniciamos un artículo que vamos a dividir en tres publicaciones comentando todo lo que debes saber sobre la batería de tu dispositivo.

Factores que influyen en su ciclo de vida

Hoy en día las baterías de litio o Li-ion son las más comunes. Se encuentran en dispositivos tan dispares como un coche eléctrico, un smartphone, una tablet o una cámara de fotos o vídeo, en definitiva adaptadas a las aplicaciones más comunes de la industria electrónica de consumo. La batería es un dispositivo diseñado para almacenar energía eléctrica y que emplea como electrolito una sal de litio que es la que procura los iones para que se produzca la carga y descarga.

¿Pero cuáles son los factores que influyen en su ciclo de vida?

Pues ten en cuenta que un elevado porcentaje de la autonomía de un dispositivo depende en gran medida de nosotros. Aspectos tan simples como el uso que hacemos, la forma de recargar el terminal o incluso la temperatura ambiente en el momento de carga pueden reducir considerablemente su autonomía con el paso del tiempo en más de un 30%.

Ciclo de recarga

Corresponde al número de veces que puedes recargar la batería sin que su capacidad quede por debajo del 80%. Por lo general, una batería de Ni-Cd soporta por temino medio unas 500 ciclos, una de Li-ion entre 700-1000 ciclos y una de Li-Po superar los 5000 ciclos de carga.

Otros valores que hay que considerar corresponden a la eficacia (Vatio/kilo), el tiempo de carga o el porcentaje de autodescarga con el tiempo (cuando no se usa).

tabla-batería

Capacidad de las baterías

Para medir su capacidad la mayoría de los fabricantes utilizan como referencia los miliAmperios por hora (mAh), que viene a medir la cantidad de energía eléctrica que pasa por el terminal de una batería, si esta proporciona una corriente eléctrica de 1 Amperio en una hora. Cuanto mayor sea la carga almacenada, más tiempo tardará en descargarse. Si una batería tiene una capacidad de 2.500 mAh, esto significa que podría suministrar 250 mA en 10 horas o bien 2500 mA en 1 hora, aunque esto es en la teoría claro.

Si un dispositivo cuenta con una batería de 3.000 mAh y otro con una de 1.500 mAh a priori el primero duraría el doble de tiempo por tener el doble de capacidad. Pero se da el caso de que dispositivos de menor capacidad aguantan más sin recargar que otros que tienen más, y en esto tiene especial importancia el hardware de cada uno de ellos y el sistema operativo que incorpore (recordamos Doze en Android Marshmallow).

Por lo general cuanto mayor es la batería, mayor es su capacidad y mayor es su peso. Si no la recargamos durante mucho tiempo esto le puede perjudicar. Los fabricantes suelen realizar su primera carga en torno al 50-60% (ya que este es el nivel óptimo para almacenar una batería de este tipo durante largos periodos), hasta que llega a nuestras manos.

La pérdida de carga sin uso se llama Autodescarga y por lo general suele perderse entre un 6-20% de su carga cada mes, aunque no es una cifra lineal, ya que suele descargarse un 5% el primer día y luego un 1-2% al mes. Si ha pasado demasiado tiempo desde que sale de fábrica hasta que es adquirido, lo que suele suceder es que recién sacado de la caja te lo encuentres totalmente descargado.

Factor temperatura, ¿Influye en su duración?

La temperatura es un factor determinante en la duración de la batería, e influye tanto como las recargas. Lo recomendable es que el dispositivo se encuentre en un lugar con una temperatura no demasiado alta ni demasiado baja. De forma aproximada se estima que por cada 10ºC de aumento en la temperatura, el ratio de autodescarga se dobla.

Si el dispositivo soporta temperaturas de 40ºC y no se usa, se estima que se pierde alrededor de un 30% de su capacidad. Este porcentaje llega a ser del 25% para ambientes fríos. Por eso es recomendable que si vienes de la calle donde la temperatura esta bajo cero o de la playa donde seguro que se ha calentado, antes de recargar la batería lo mejor es que el dispositivo se adapte a la temperatura ambiente del lugar.

Mañana analizaremos otros factores como el tamaño, el tipo de pantalla o el sistema operativo y seguiremos hablando sobre verdades y mentiras de las baterías. ¿Te lo vas a perder?

Mientras tanto te recomendamos la lectura de estos artículos: Analiza el estado de la batería en tu Android con este sencillo truco o conoce el estado de la batería de tu iPad o iPhone con iBackupBot.

Nos gustaría que nos comentaras tus experiencias con distintos dispositivos y su duración de la batería. ¿Con cuál has conseguido una mayor duración? Por el contrario, ¿Cuál es el dispositivo que debe estar cerca de una enchufe de la luz?

Archivado en Ahorrar batería, Batería, Consumo de batería, Uso excesivo de batería
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion