¿Qué es la Deep Web y qué riesgos entraña navegar por ella?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Deep-web-2

¿Alguna vez has oído la expresión “esto sólo es la punta del iceberg”? Pues eso es lo que estás viendo ahora mismo: La punta del iceberg que sobresale del agua. Internet funciona de la misma forma. Piensa que ya de forma normal tienes acceso a miles de millones de páginas web. Pues bien, eso no representa ni siquiera un 5% del total de Internet. Hay más de un 95% que no puedes ver de forma normal, y que es lo que se conoce como Deep Web o Internet Profunda.

Sin embargo, en muchas ocasiones accedemos a la Deep Web sin ser conscientes de ello y sin salirnos de programas de uso diario. Si atendemos a la clasificación por niveles que se suele hacer normalmente de Internet, pronto verás que, efectivamente, en muchas ocasiones andamos con un pie dentro cuando usamos el ordenador. Esto no es nada malo per se, ya que puede tratarse de comunidades de usuarios legítimas. Pasamos a explicarlo a continuación.

Los seis niveles de Internet

seguridad-candado

A la hora de catalogar los distintos niveles de Internet, entre los internautas y los especialistas se ha llegado al consenso más o menos generalizado de que existen seis niveles en los que se puede dividir la red, del más superficial al más profundo, atendiendo a la comparación que hacíamos antes con el Iceberg. Estos niveles son:

  • Nivel 1: Se trata del nivel más superficial. Es la parte más “segura” para los usuarios, y aquí se encuentran las redes sociales y las páginas de acceso corriente indexadas por los buscadores. Esto incluye desde webs corporativas a periódicos digitales, pasando por redes de blogs.

  • Nivel 2: Aquí podemos encontrar comunidades de usuarios de distinto pelaje, son indexadas por los buscadores y se puede entrar en ellas usando los procedimientos que todos conocemos. Aquí irían a parar los foros de las distribuciones Linux y comunidades como Taringa! o 4chan.

  • Nivel 3: En este nivel entrarían las redes torrent que muchos usuarios utilizamos a diario con distintos fines. Páginas como los trackers más conocidos entran aquí, y se consideran como parte de la Deep Web aunque se pueda acceder a ellas usando la forma tradicional.

  • Nivel 4: Es en el nivel 4 donde las cosas empiezan a ponerse serias. Esta es la puerta de entrada a la Deep Web de verdad, y aquí sólo podemos obtener acceso a través de la red Tor. Una vez consigamos acceder a este nivel, nuestro punto de partida para cualquier otra cosa es la Hidden Wiki, una página que contiene enlaces .onion que son los que usa Tor, y que actúa como una suerte de índice de la Deep Web. Aparte de Hidden Wiki se pueden encontrar también libros y material de descarga.

  • Nivel 5: Descendemos otro peldaño y el nivel de exigencias para entrar aumenta, ya que además de Tor necesitaremos tener un proxy configurado para acceder a este nivel. A partir de aquí encontraremos mucho contenido ilegal, como mercados negros de toda clase e incluso la posiblidad de contratar hackers a sueldo, amén de otras cosas altamente deplorables y perturbadoras.

  • Nivel 6: Se suele llamar a este nivel “Marianas Web”, comparándolo con la Fosa de las Marianas de más de 11 kilómetros de profundidad, y es donde se supone que están todas las redes gubernamentales restringidas. También se dice que aquí se alojan Sion y La Liberté, dos webs que son más mito que realidad en las que se dice que no existe la censura, y donde también se dice que se cuelga el contenido gore más bestia y que incluso se pueden presenciar muertes en vivo.

El sexto nivel, insisto, es más una leyenda urbana que otra cosa. No se sabe a ciencia cierta qué contiene, y a día de hoy nadie ha podido probar que exista Sion ni La Liberté.

Tor: La llave que abre la puerta

navegador Proyecto TOR

Antes de nada, vale la pena aclarar qué es Tor. Tor es por un lado un navegador de Internet basado en Firefox, y por otro lado una red de servidores que redirigen constantemente cualquier conexión entrante, de forma que no se pueda saber de dónde proviene y manteniendo el anonimato del cliente que realiza la petición.

Esto implica que navegar usando Tor hace que la experiencia de usuario sea mucho más lenta de lo que es usando navegadores tradicionales. ¿Significa que Tor nos haga completamente anónimos? Ni mucho menos. Si accedemos a nuestras cuentas de redes sociales a través de Tor es probable que puedan acabar vinculando nuestra conexión con nosotros.

En la web oficial de Tor encontramos una serie de reglas que debemos seguir si no queremos perder nuestro anonimato online usando este navegador.

Los riesgos de entrar en la Deep Web

Hacker

Si como muchas personas sólo entras a curiosear, no interactúas, no te registras en ninguna parte y no haces nada que pueda vincular Tor con tu persona, tu ordenador doméstico o con tu vida en la Web Superficial, no pasará absolutamente nada. Hasta ahora ser turista no es ilegal.

Si por otra parte te decides a interactuar en la Deep Web, y más concretamente en páginas de dudosa legalidad o en mercados negros, más te vale saber cubrir bien tus huellas. Habrás oído hablar de que el método de pago en la Deep Web es el Bitcoin, una moneda virtual totalmente anónima e inconfiscable, pero hasta los Bitcoins necesitan protección para que las autoridades no acaben dando contigo.

El FBI y la Interpol suelen estar presentes en la Deep Web buscando traficantes de todo tipo de cosas: Drogas, armas, seres humanos… Insisto, cualquier cosa. Sin embargo, las fuerzas del Orden y la Ley no son el único riesgo al que te enfrentas.

Si aparte de interactuar en la Deep Web eres lo suficientemente insensato como para dejar aunque sea una brizna de información sobre ti, habrá quien pueda conectar esa información contigo y acceder a más cosas sobre tu persona. Te arriesgas a que alguien hackee tu ordenador o que lo usen como réplica para fines turbios. La Deep Web es un hervidero de gente con unos conocimientos informáticos altísimos, y podrían aprovecharlos para usarlos contra cualquiera.

Conclusiones finales

Si no sabes muy bien qué es lo que estás haciendo ni te plantees el entrar en la Deep Web. No es un lugar para novatos de Internet o para gente descuidada con sus datos personales. Es necesario tener unas nociones de seguridad básicas, entre ellas no revelar ni un solo dato personal en la Surface Web, como por ejemplo números de teléfono o direcciones de correo electrónico.

Aparte de esto, no vale la pena crearse expectativas sobre lo que puedas encontrar. En ocasiones la navegación por Tor hace que la experiencia sea como poco desesperante, y como los enlaces de la Hidden Wiki van cambiando con el tiempo es probable que tengan mucha información desactualizada, lo que se traduce en links caídos que ya no sirven para nada.

Está bien saber que existe este submundo, la información y el conocimiento no ocupan lugar y nunca son malos, pero arriesgarse por falta de información a entrar en el territorio de una manada de leones y esperar salir con los mismos trozos que tenía tu cuerpo que cuando entraste es un poco inocente.

Archivado en Deep Web, Hackers, Seguridad, Tor
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion