Acosar a alguien a través de Facebook Messenger es siniestramente fácil, ¿seguridad nula?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Evita instalar Facebook Messenger

Facebook Messenger es una de esas apps de uso diario que prácticamente cualquier persona tiene instalada en su teléfono móvil si es usuaria de la popular red social. Ahora bien, si eres usuario de dicha aplicación, probablemente habrás visto que existe una opción para enviar nuestra ubicación en los mensajes de texto, algo que se puede desactivar, aparentemente, de forma fácil.

Sin embargo, no desactivarás dicha opción de Facebook Messenger hasta que no hayas enviado el primer mensaje. Esto en psicología es lo que se llama “comportamiento humano por defecto”, y es muy difícil de alterar. No debería haber más problema pasado ese primer mensaje, pero lo que no sabes es que Facebook Messenger guarda un historial de tu localización, independientemente de que tengas la opción activada o no, hasta el punto de llegar a una especie de ciberacoso.

El mayor problema de esta recolección de datos de Facebook Messenger, sin embargo, no acaba aquí. El hecho de saber tu localización de forma más o menos precisa deriva en un problema enorme: Cualquiera con los conocimientos adecuados puede rastrearte conforme te vas moviendo por la ciudad escribiendo mensajes, lo que pone de manifiesto la nula seguridad de la aplicación, amén de una nueva invasión de la privacidad, algo que no es ajeno al gigante social.

Las cosas ahora se ponen interesantes, y es que a través de una extensión para Chrome –cuyo nombre no vamos a dar y cuya API ya ha sido revocada–, que en un principio se creó para denunciar estos hechos y para poner de manifiesto las invasiones de Facebook a nuestra privacidad, se puede saber con exactitud en qué punto de la ciudad se encontraba una persona mientras enviaba mensajes a través de Facebook Messenger.

Esta es una imagen de la extensión funcionando:

acoso facebook messenger

El desarrollador de dicha extensión, que pone de manifiesto la nula seguridad de Facebook Messenger, es Aran Kahanna, que ha intentado, como comentábamos antes, poner de manifiesto lo mucho que una app como esta invade nuestra privacidad y el riesgo que puede suponer para sus usuarios ante la posibilidad de ser víctimas de ciberacoso.

Lo que da más miedo es el gran descubrimiento de Kahanna sobre la precisión con la que Facebook Messenger recoge la localización, que puede llegar hasta un error máximo de un metro. Y lo que es aún peor: Facebook no quiere compartir esta información; sino que Messenger la va recolectando en segundo plano, y el trabajo de esta extensión es explotar el fallo de seguridad para elaborar un historial en pantalla de la localización desde la que se envió el mensaje.

No todo son malas noticias. Esta recolección de datos de localización en segundo plano se puede desactivar en los ajustes de Facebook Messenger, pero los usuarios o no lo saben, o no se molestan en hacerlo. Si ejecutas la aplicación en Android, ve a los ajustes de la app y desactiva las opciones de localización. Los usuarios de iOS pueden hacer lo mismo yendo a los ajustes, de ahí a Privacidad > Servicios de localiación, buscar Facebook Messenger y seleccionar Nunca.

Esto, sin embargo, indica un problema mucho mayor, y que es lo altamente invasivas que son las redes sociales en nuestras vidas. Es muy probable que la privacidad del usuario como tal ya no exista, y también seguramente le importe a no demasiada gente. Sin embargo, para aquellos a quienes sí nos preocupa, este comportamiento por parte de Facebook Messenger es algo de lo que preocuparse. Hay otras opciones para comunicarse, por supuesto, pero el hecho de que Facebook esté usando patrones de comportamiento humano por defecto no dice nada en favor de la red social.

Archivado en Facebook, Facebook Messenger, Privacidad, Seguridad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion