Cómo solucionar el error de Firefox en Linux que hace que este se congele

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Mozilla Firefox

Aunque ahora no sean sus mejores días y no sea el navegador total que era hace un tiempo, lo cierto es que Mozilla Firefox sigue siendo el navegador por excelencia en todo el mundo GNU/Linux. Y como es costumbre en Linux, muchos somos los que experimentamos, experimentamos con todo y el navegador no iba a ser menos.

Casi todo el mundo conoce Firefox y sus muchísimas opciones de configuración, la famosa pestaña about:config, sin embargo no todo el mundo sabe lo que se puede hacer en esa pestaña. Si no sabes lo que tocas y estás perdido, lo más normal es que te cargues el navegador, haciendo que este se congele, se cierre inesperadamente e incluso que ni siquiera se ejecute. Si estás ante estos problemas hoy te traemos la solución.

Borrando nuestro perfil

La opción más fácil y rápida de volver a restaurar Firefox a su estado inicial es borrando el perfil que hemos configurado desde nuestro usuario, y con ello borrar las modificaciones que hemos realizado. Y es que Mozilla Firefox guarda la personalización por usuarios, no por opciones del navegador.

Para borrar nuestro perfil debemos dirigirnos a nuestro directorio /home y una vez allí lo único que hay que hacer es eliminar la carpeta .mozilla que es la que contiene toda nuestra configuración.

Sin embargo, esta solución es la más drástica, porque borrará todo lo que hayamos personalizado, nuestros marcadores, y demás elementos. Por eso yo prefiero volver a editar la pestaña about:config sin abrir el navegador.

Solucionar el problema de una manera un poco más avanzada

Bajo mi punto de vista, la forma de solucionar el problema más correcta es editando la pestaña about:config sin abrir el navegador, así podemos volver a poner todo como estaba y deshacer los cambios que habíamos realizado. Para ello debemos introducir en el terminal el siguiente comando:

nano $HOME/.mozilla/firefox/*.default/prefs.js

Editamos todo a nuestro gusto, mi recomendación es recordar que es lo que cambiamos y volver a ponerlo como estaba, dejar de investigar y no aventurarnos con configuraciones avanzadas si no sabemos realmente lo que tocamos.

Con estas dos soluciones vemos las diferentes maneras de atajar un problema, por un lado está la forma drástica y sencilla, que nos garantiza en todo momento que volverá a funcionar, y por otro lado está la manera más avanzada, divertida y bajo mi punto de vista más correcta de solucionar cualquier error en GNU/Linux.

Archivado en Errores software, Mozilla Firefox
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion