Rolling release: ¿Qué es y qué beneficios puede aportar a tu ordenador?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Instalar apt Linux

Una de las razones que me ha llevado a escribir este artículo ha sido un post aparecido en la página de Google+ de Greg Kroah-Hartman, en el que asegura que ha adoptado distribuciones del tipo rolling release en casi todos los ordenadores de su casa. Aunque el nombre de este señor probablemente no os suene a muchos, de él podemos decir que se trata de una de las personas más importantes e influyentes en el desarrollo de Linux.

Puede que muchos os estéis preguntando qué es exactamente una distribución rolling release. Básicamente, se trata de una distribución que sigue un modelo de desarrollo continuo, y que no tiene un número de versión o de la que se liberan nuevas imágenes de instalación cada cierto tiempo. Este modelo de lanzamiento continuo se puede llevar a cabo de dos formas: liberando paquetes y pequeños cambios adaptados al ritmo de desarrollo fijado para la distro, y reemplazar una imagen anterior del sistema con una más nueva conforme se añaden cambios a la misma.

El resto de distribuciones que no cumplen con esta forma se suelen llamar fixed release, y comprenden a un buen número de distros que se usan de forma habitual. En cuanto a qué distribuciones están en cada grupo, en el modelo rolling release podemos situar a Gentoo, Arch Linux, Manjaro, Sabayon y la versión Factory de OpenSUSE. En el modelo fixed release podemos situar a Ubuntu, Debian, las versiones corrientes de OpenSUSE, Fedora y muchas más.

Sería lógico pensar que el modelo rolling release será el preferido de los desarrolladores, que normalmente suelen ser los que quieren probar las últimas versiones de los programas. Además, el modelo se ha vuelto inmensamente popular en los últimos años, pero no se trata de nada nuevo: Gentoo es una de las distros más veteranas en este tema –además de ser uno de los “padres” de Chrome OS–, y lleva aplicando este modelo desde hace 15 años.

gentoo

Aparte de este pequeño dato, hay que tener en cuenta algo importante: Puede que una distribución rolling release nos ofrezca siempre las últimas novedades con respecto al software que tenemos instalado en nuestro sistema operativo, además de eliminar la necesidad de actualizar entre versiones o estar pendiente de fechas de fin de soporte. Esto es lo más significativo de cuanto pueden aportar a nuestra instalación de Linux.

Ahora bien, he aquí la segunda parte del argumento. Con una distribución rolling release tendremos siempre el último y mejor software, pero puede que no haya sido probado aún en profundidad y convierta nuestra instalación en algo inestable. Con una distro del tipo fixed release esto tiene menos números de pasar, ya que normalmente todo ha pasado antes por un período de pruebas exhaustivo y lo que suele llegar al usuario es siempre lo más estable, pero no lo más nuevo.

¿Cuál sería mejor para ti como usuario? Puedo entender los argumentos a favor y en contra de un modelo y otro, pero si estás usando una distro Linux de forma diaria y en entornos de productividad o sin ser desarrollador, personalmente te diría que apostases por algo del tipo fixed release. Eso sí, si eres un usuario más avanzado y quieres tener más conocimientos de cómo funciona Linux, entonces te diría que te decantases por una del tipo rolling release.

Yo personalmente prefiero que la distribución llegue a mi ordenador sin problemas, con todo convenientemente probado y sabiendo que no va a haber grandes riesgos de inestabilidad, a pesar de haber usado Arch Linux en el pasado. ¿Crees que es mejor un modelo rolling release frente al tradicional? ¿Por qué? Déjanos un comentario con tus ideas.

Archivado en Debian, Distribuciones Linux, Fixed release, Gentoo, OpenSUSE, Rolling release, Ubuntu
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion