Cómo cambiar el DNS en Windows para navegar más rápidamente

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hace dos semanas explicamos los siete principales motivos por los que preferíamos utilizar un DNS externo sobre el que nos brinda por defecto nuestro proveedor de Internet, sin embargo, no explicamos el procedimiento para realizar este cambio desde nuestro propio equipo, por lo que hoy, en Rootear, os enseñaremos cómo hacer el proceso en Windows.

Imagen genérica de un servidor

Hace ya varios días en Rootear os dimos siete razones para utilizar un servicio DNS de un proveedor externo, pero sin embargo no os explicamos el procedimiento para cambiar nuestro DNS y, de esta forma, poder aprovechar las ventajas que ofrecen otros servicios DNS diferentes al que nos adjudica por defecto nuestro proveedor de Internet al que nos referiremos ahora como ISP.

Antes de continuar vamos a repasar de forma muy breve esas siete razones para cambiar nuestro DNS:

  1. Posibles mejoras de velocidad
  2. Posibles mejoras de fiabilidad
  3. Controles parentales
  4. Protección contra phishing
  5. Elementos de seguridad
  6. Acceder a contenido bloqueado por geolocalización
  7. Hacer un by-pass a la censura

Ahora sí, sin más enredos pasemos a aprender a cambiar nuestro DNS:

Cambiar DNS en Windows:

1. Iremos a Panel de control y haremos clic sobre la opción Redes e Internet.

2. A continuación iremos al Centro de redes y recursos compartidos y posteriormente iremos a Cambiar configuración del adaptador en el menú izquierdo.

3. Haremos clic derecho sobre el adaptador que utilicemos e iremos a Propiedades.

4. Continuaremos haciendo un sólo clic sobre la opción Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4) en la pestaña Funciones de red y haremos clic sobre Propiedades

Cambio de DNS en Windows

5. En la pantalla que se nos abre pulsaremos sobre la opción Usar las siguientes direcciones de servidor DNS y rellenaremos los dos siguientes campos con las direcciones del DNS que queramos utilizar, en nuestro caso, como utilizamos el servidor público de Google ponemos la dirección 8.8.8.8 como principal y 8.8.4.4 como secundaria.

De este modo, en cinco sencillos pasos y en menos de un minuto podremos disfrutar de todas ventajas antes mencionadas y de muchas otras que seguro nos olvidamos de comentar. En breve publicaremos un nuevo tutorial sobre cómo cambiar el DNS en Mac y en Linux, si queréis saber cómo lo tenéis que hacer, ¡estad atentos a Rootear!

Archivado en DNS, ISP, Seguridad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs