Acelera las aplicaciones en Windows 10

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Menu inicio windows 10

La carga de aplicaciones es algo que en ocasiones puede resultarnos desesperante, más de una vez le doy a abrir una aplicación y tarda siglos en abrirse. ¿Quién no ha sufrido esto? ¿Quién no ha pulsado en el icono de la aplicación y ha pasado bastante tiempo hasta que la aplicación se ha iniciado?, es un mal que a todos nos afecta, y aunque con la llegada de los SSD esto se está solucionando.

Sin embargo con la salida al mercado de la versión preview de Windows 10 hemos podido ver que este tema mejora considerablemente, las aplicaciones tienen un funcionamiento más ligero y abren de una manera más rápida. Además conocemos un pequeño truco para hacer que estas carguen aún más rápido.

Editando el registro

En verdad lo que hace Windows desde su versión 8 es retrasar un poco el inicio de las aplicaciones para así favorecer el inicio del sistema, esto se llama inicio diferido, pero al existir este tipo de inicio a la hora de cargar una aplicación sufrimos retrasos en este proceso.

Por ello hemos encontrado un truco por el cual a través de un mínimo cambio en el registro de sistema, solucionaremos este problema y las aplicaciones cargarán más rápido. Para ello debemos hacer lo siguiente:

  1. Utilizamos la opción Ejecutar que se encuentra en el menú de inicio.
  2. En el cuadro que se abre escribimos regedit.
  3. En la consola del editor de registro nos dirigimos a la siguiente ruta HKEY_CURRENT_USERSoftwareMicrosoftWindowsCurrentVersionExplorerSerialize. En el caso de que Serialize no exista deberemos crearla, para ello hacemos click derecho y elegimos Nuevo>Clave.
  4. Ahora creamos un nuevo valor DWORD en la clave Serialize llamado StartupDelayInMSec y lo establecemos a 0.

Y listo, con este ligero cambio forzaremos al sistema a cargar las aplicaciones sin ningún tipo de retraso ya que estas se cargarán al inicio. Con esto debemos tener en cuenta que el inicio del sistema se volverá un poco más lento pero nada reseñable, la diferencia es de escasos segundos.

Si por algún casual el cambio no os convence, siempre podremos volver atrás eliminando la clave que habíamos creado del registro. Para que estas opciones se apliquen deberemos reiniciar nuestra máquina. Si conoces algún truco similar no dudes en contárnoslo en los comentarios, poco a poco haremos de Windows un sistema mejor.

Archivado en Aplicaciones, Registro, Rendimiento, Velocidad, Windows 10
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion