Acelera el arranque en Windows

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Acelerar reinicio de Windows

Windows ha sido, y es, un sistema operativo caracterizado por su rápida evolución a lo largo de los años. Con ello nos referimos a que, cada vez es más rápido, cada vez incluye más funciones y características, y en definitiva, cada vez es un sistema operativo más rápido y completo.

Un claro ejemplo de ello lo tenemos en su última versión, Windows 10. Y es que, hemos podido ver desde su lanzamiento, sus constantes evoluciones, actualización tras actualización, en busca de un mejor rendimiento y una mejor experiencia de usuario. Pero, a pesar de todo esto, aún podemos mejorar la velocidad de nuestro Windows con unos sencillos consejos.

Hoy nos vamos a centrar en cómo mejorar la velocidad de arranque de nuestro Windows, ya sea Windows 10 o cualquier versión de este popular sistema operativo, para que, de este modo, la velocidad que tarde en iniciar desde cero sea inferior a la habitual.

Mejora la velocidad de arranque de Windows

Perfil Windows 10

A continuación, os vamos a mostrar las dos formas más eficaces de hacer que aumente la velocidad con la que se inicia Windows.

Aplicaciones en el arranque de Windows

Muchas aplicaciones que tengamos en nuestro ordenador instalan, por defecto, unas pequeñas aplicaciones en el arranque de Windows. De este modo, cada vez que iniciemos nuestro equipo, estas aplicaciones se abrirán sí o sí, llegando a ralentizar bastante el tiempo de carga del inicio de Windows. Así que, la mejor solución será eliminar estas aplicaciones del inicio de Windows.

Al eliminarlas, notaremos que Windows tarda menos en cargar y en general, va más “desahogado”. Para ello, nos iremos al “Administrador de tareas” y deshabilitaremos las aplicaciones que no nos interesen.

Reemplaza tu disco duro HDD por uno SSD

Este es, sin duda, el mejor método para hacer que Windows inicie lo más rápido posible. Cambiar el disco duro HDD por uno SDD nos ahorrará grandes tiempos de carga, debido a la mayor velocidad de lectura y escritura que tiene el SSD frente al HDD.

Tendremos dos opciones para instalar un SSD: sustituir directamente el disco duro HDD por un SSD, o si lo preferimos, mantener el primer disco como “apoyo” del SSD, siendo en este segundo donde tengamos instalado Windows. Si quieres saber cómo realizar este último proceso, échale un vistazo a nuestra guía de Cómo migrar Windows desde un disco duro a un SSD.

Si tienes alguna duda o sugerencia, háznosla saber en la sección de comentarios.

Archivado en Consejos, Herramientas, Personalización, Trucos, Windows
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs de tecnología y videojuegos