Haz compras online de la forma más segura posible

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Shopping

Cada vez estamos más acostumbrados a realizar compras por Internet, de hecho, somos muchos los que optamos por esta opción ante otras, por lo que es imprescindible conocer pequeños trucos que harán de nuestro compra un proceso del todo seguro, si sigues nuestros consejos, los riesgos a la hora de comprar por Internet serán mínimos.

Asegúrate de que la página es de confianza

Seguro que no le darías tus datos bancarios a la primera persona que te ofrece un chollo por la calle, si esto ocurriese desconfiarías y pensarías que te van a engañar. En Internet ocurre lo mismo, no es recomendable realizar compras en páginas que no conozcas, de las que no tengamos ninguna referencia o de aquellas que están en otro idioma, especialmente si durante el proceso de compra no ofrecen el tipo de página HTTPS y únicamente ofrecen HTTP, ya que eso significará que la página no es segura y nuestros datos pueden estar en peligro.

Media Mark

Haz uso de tecnologías de pago seguro

Hay en el mercado entidades que ofrecen opciones de pago seguro, por ejemplo, nos permiten recuperar el dinero en caso de robo o en caso de recibir un artículo dañado o incluso si no lo recibimos. Uno de los ejemplos más claros de este tipo de servicios es la multinacional Paypal, la cual nos ofrece de forma gratuita un seguro que protegerá nuestras transacciones y la que nos ofrece una cobertura en caso de ocurrir problemas.

También otras marcas como VISA ofrecen seguros que nos protegerán en Internet, pero las condiciones concretas de la cobertura de tu tarjeta deberás consultarlas con tu entidad bancaria.

Crea y usa tarjetas virtuales

Tarjeta Virtual

Poco a poco cada vez son más las entidades bancarias que permiten crear, de forma gratuita, tarjetas virtuales.

Este tipo de tarjetas son empleadas para hacer pagos por Internet y tienen la ventaja de poder indicar en ellas el pago máximo que haremos, de esta forma, podemos crear una tarjeta virtual diferente para cada compra que hagamos, indicando en ellas el importe máximo de la compra y así, en caso de robo o de caer en malas manos, nadie podrá hacer uso de ellas ya que habrán llegado a su límite máximo.

Te recomendamos que preguntes a tu entidad financiera por esta opción, es posible que cuenten con ello y además de forma gratuita.

Nunca facilites más datos de los necesarios

Debes saber que nunca, en ningún caso y por nada, una página web de confianza nos solicitará nuestro número PIN de la tarjeta y por tanto, nunca, sin excepción, debes entregar este número.

También debes saber que ninguna empresa de confianza solicita datos personales o datos bancarios mediante el envío de un correo electrónico, por lo que, nunca des tus datos personales ni bancarios a través de correo electrónico.

No hagas pagos si estás conectado a una WiFi pública

Puede parecer algo exagerada esta afirmación, pero no es para nada recomendable hacer pagos o facilitar información personal y bancaria si estamos conectados a una red pública, ya que cualquier otra persona que también esté conectada a la red puede acceder a nuestros datos.

No penséis al leer esto que estamos hablando de grandes hackers que vendrán al bar de abajo de nuestra casa a robarnos, estamos hablando de que cualquier persona, con tan solo iniciar un sistema operativo y ejecutar un par de aplicaciones puede saber qué estamos haciendo en Internet, siempre y cuando esté conectado a nuestra misma red WiFi.

Para que os hagáis una idea, podéis leer esta noticia

Asegúrate de tener actualizado el antivirus

Antivirus actualizado

De nada servirá tener un antivirus si este no está actualizado, debes asegurarte de disponer la última versión de base de datos en tu antivirus, además de tener los diferentes complementos que traiga activados, por ejemplo, tener activado el control de Phishing.

Usa el sentido común

El último y más importante de todos los puntos, haz uso de tu sentido común, sospecha de todas aquellas ofertas que te parezcan el mejor chollo que jamás has visto, sospecha de aquellas páginas que ofrecen precios ridículos por productos que en realidad son más caros, sospecha de páginas donde las frases en muchos casos estén mal escritas o no tengan sentido, desconfía de páginas que estén alojados en países con dudosa reputación y en general desconfía de todo aquello que desconfiarías cuando haces una compra en una tienda.

Archivado en Antivirus, Phishing, Seguridad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion