¿Todavía es conveniente disponer de una partición exclusiva para nuestros datos?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

particiones

Al igual que ocurre en muchos otros ámbitos de la vida y profesionales, en la informática hay una serie de acciones que realizamos de forma habitual y que vienen heredadas de tratar de solucionar o evitar problemas que antaño ocurrían en nuestros equipos, por poner un ejemplo, todavía hay quien cree que es necesario realizar una carga inicial de 14 horas en nuestro smarthone para evitar la aparición de cristales en la batería.

Dentro del área de Windows, una de las situaciones que se vivían hace años y que en muchos casos no ha evolucionado es la creación de una partición destinada a los datos, algo que era totalmente necesario en un sistema operativo como era Windows XP que apenas contaba con opciones de recuperación, pero que ponemos en duda a día de hoy con Windows 10.

Pero como la decisión final de como trabajar con el disco duro la tiene cada usuario, hoy vamos a dejar una lista de opciones a favor y otra en contra, para que cada uno saque sus propias conclusiones.

A favor de crear una partición de datos

  1. Mayor organización de datos
    • Al usar una única partición para nuestros datos, todo ellos se alojarán en el árbol de directorios que creemos nosotros, sin tener que recurrir a las que casi nos impone Windows, es decir, Documentos, Imagenes, Vídeos, Descargas, etc.
  2. Mayor facilidad para las copias de seguridad
    • Si tenemos todos los datos en un único punto, realizar un backup de ellos será mucho más sencillo y no se nos olvidará incluir nada.
  3. Mayor seguridad en caso de catástrofe
    • Si nuestro sistema está totalmente colapsado, corrupto o es irrecuperable, los datos no se verán afectados.
  4. Mejor acceso multiusuario
    • Si estamos interesados en que diferentes usuarios que acceden a nuestro equipo tengan la posibilidad de trabajar contra nuestros datos, lo mejor es alojarlos en una partición, ya que si los dejamos dentro de nuestro perfil de usuario no tendrán permiso de acceso.

En contra de crear una partición de datos

  1. Mayor consumo de disco duro
    • Particionar el disco logra que no terminemos aprovechando el 100% de ambas particiones, por ejemplo, si tenemos una partición de sistema de 200 GB y otra de datos del mismo tamaño, estaremos limitados a almacenar datos hasta un total de 200 GB, pero si solo tenemos una partición a ese tamaño debemos sumarle el espacio que queda libre en la otra partición tras la instalación del sistema operativo, logrando así un aumento en el tamaño de almacenaje.
  2. Menor privacidad de nuestros datos
    • Si no queremos que nuestros datos estén accesibles a otros usuarios que de validen en nuestro equipo, dejar los datos en nuestro perfil de usuario es la mejor opción, ya que si lo hacemos en una partición independiente podrán acceder sin problemas.
  3. Opciones de recuperación de sistema muy mejoradas
    • Salvo una catástrofe impresionante, Windows 10 ya cuenta con herramientas muy buenas para recuperar el sistema de prácticamente cualquier situación, reinstalarlo sin perder datos y de más opciones que no harán peligrar nuestra información.
  4. Estandarización al máximo nivel
    • Las aplicaciones de backup y las de todo tipo trabajan sobre los estándares de Microsoft, y la estandarización del mismo indica que cada usuario dispone de un lugar donde alojar sus datos, un lugar que está dentro de su perfil de usuario en la unidad C:.

Como puedes ver, tenemos tantas opiniones a favor como en contra, por lo que cada usuario deberá valorar en qué punto se encuentra, qué información aloja, qué cree que es más conveniente y aplicar esa lógica a sus particiones.

Archivado en Datos, Particiones, Windows 10
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs