Evita el calentamiento de tu equipo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

pc helado

Hace unos pocos días estuvimos comentando la mejor forma para saber cual es la temperatura de tu equipo y con ello detectar posibles problemas que pueda estar teniendo nuestro equipo, como degradación del rendimiento, algún proceso atascado o incluso algún fallo físico, por lo que hoy queremos darte una serie de consejos que ayudarán a detectar el motivo del aumento de calor en tu equipo y así corregir este problema y evitar que sea un mal mayor.

Detecta posibles procesos conflictivos

ProcessExplorer

Una de las causas más probables para el calentamiento de tu equipo es que algún proceso esté actuando de forma que no debería, es posible que se haya quedado bloqueado o que esté necesitando muchos recursos y eso provoque un aumento en la carga del microprocesador, más trabajo y por lo tanto más calor.

Para poder detectar más rápidamente el proceso que está causando problemas, podemos ayudarnos de alguna aplicación que examine procesos de forma avanzada, por ejemplo, Process Explorer, una aplicación gratuita de la que recientemente hemos hablado.

Actualiza todos los drivers posibles

Quizás ningún proceso esté causando problemas, pero aún no podemos descartar que el problema esté en el sistema operativo, ya que es posible que sea Windows el que está pidiendo, por error, al hardware que trabaje de forma conflictiva.

Si los drivers no son los apropiados, están corruptos o no están en su última versión, es posible que Windows no sepa aprovechar al máximo el hardware y esto este provocando un mal uso del mismo y por lo tanto calor.

Bastará actualizar los controladores del equipo a su última versión para saber que el hardware está siendo utilizado por el sistema operativo de forma apropiada.

Haz una limpieza física de tu equipo

En Rootear hemos hablado muchas veces de métodos para hacer limpieza del sistema operativo, pero en esta ocasión no nos referimos a ese tipo de limpieza, nos referimos a que te pongas unos guantes, abras tu PC (apagado, por supuesto) y comiences a limpiarlo, brocha en mano, prestando especial atención a las rendijas de ventilación y ventiladores.

La acumulación de polvo y suciedad son el principal motivo por el que un equipo no es capaz de disipar el calor y por lo tanto de producir el necesario enfriamiento.

Comprueba la localización de tu equipo

Ninguno de los consejos anteriores servirá si tu equipo está debajo de una ventana a la que golpea el sol en pleno verano, tampoco si está pegando a un radiador, tampoco si está encerrado en un cajón y tampoco si la ventilación está tapada por papeles o similares, impidiendo la correcta circulación del aire.

Haz uso del sentido común y trata de alojar tu equipo en una zona de tránsito de aire, sin que llegue a molestar. Evita taparlo y evita la exposición directa al sol.

Con estos consejos estamos seguros de que lograrás, fácilmente, controlar el aumento de temperatura que has detectado y además estarás protegiendo tu equipo a la vez que aumentas su rendimiento.

Archivado en Controladores, Drivers, Protección
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion