Cómo evitar que nos roben el Wi-Fi

COMPARTIR 0 TWITTEAR

router-seguridad

Seguimos con la seguridad, aunque esta vez en el router. El Wi-Fi es algo que sin duda usamos a menudo, e inevitablemente cada vez más. Por lo tanto, deberemos mantenerlo seguro ya que es como una puerta abierta a los virus y a los ladrones de datos personales como contraseñas de tarjetas de crédito o de redes sociales. Mucha gente piensa que por tener el cifrado más seguro o por tener la contraseña larga que viene de fábrica tiene su router seguro, pero no es así.

Antes de comenzar con el tutorial deberemos conocer algunos conceptos importantes:

  1. SSID: Service Set IDentifie, es algo así como una mezcla de caracteres alfanuméricos con un máximo de 32 dígitos con la función de identificar cualquier conexión inalámbrica. Hablando en plata, es el nombre del Wi-Fi.
  2. Puerta de enlace predeterminada: Es el enlace entre dos redes inalámbricas. Generalmente suele ser la IP del router principal, que casi siempre es 192.168.1.1.

Para cambiar cualquier configuración del router deberemos primero conocer la puerta de enlace –algo bastante fácil–, es decir, la IP del router. Podemos averiguarlo fácilmente desde un Windows siguiendo estos pasos:

  1. Abrimos Ejecutar desde el menú de inicio o pulsando las teclas Windows+R al mismo tiempo e introducimos cmd
    cmd

  2. Una vez se haya abierto la interfaz escribimos ipconfig.
    cmd-ipconfig

    cmd-ipconfig-dos

  3. Buscaremos donde ponga Puerta de enlace predeterminada; normalmente es 192.168.1.1.

Cómo aumentar la seguridad

Cambiar el tipo de seguirdad de la clave

El tipo de seguridad que usemos es esencial. Normalmente tenemos varios tipos de seguridad donde elegir:

  1. Sin seguridad: Este tipo de “seguridad” no hace falta que la explique. Deja el Wi-Fi libre y a merced de quien de quien quiera configurarlo. No solo podría entrar alguien y quitarnos ancho de banda, sino que esa persona nos podría denegar el acceso a nosotros o ponernos una contraseña; además de que podría en cualquier momento pasarnos cualquier virus.

  2. WEP: Es un tipo de seguridad de nivel bajo. Es el tipo de seguridad que cualquier persona puede violar. Incluso un niño o alguien que no entienda mucho de ordenadores con el programa adecuado podría averiguarla.

  3. WPA: Nivel de seguridad medio. Más de lo mismo, es bastante fácil de usar.

  4. WPA2: Nivel de seguridad alto. Aunque sea el tipo de seguridad alto siempre se podrá averiguar la clave si conocemos cómo. Hay gente que dice que no se puede averiguar, o que solo puede averiguarse si hay alguien conectado, pero yo lo he hecho, y no soy ningún hacker. Es el mejor tipo de seguridad.

  5. WPA/WPA2: Es un tipo de seguridad mixta. Simplemente usa WPA en equipos que no soporten WPA2.

Para cambiar el tipo de seguridad deberemos ir a nuestro navegador preferido –Google Chrome– e introducir 192.168.1.1/main.html. Una vez ahí vamos a Wireless > Security. Una vez cambiado el tipo de seguridad hay que cambiar la contraseña.

192-router

Cambiar la clave de acceso

La clave que viene predeterminada por el operador muchas veces sigue un patrón y por lo tanto si este es descubierto todas las claves de ese modelo de router quedan inservibles. Así que lo mejor es cambiarla y prevenirse. La nueva clave deberá contener tanto números como letras, en mayúsculas y minúsculas, a ser posible de 32 dígitos –que es el máximo de caracteres– y con la seguridad WPA-PSK. Nunca hay que usar frases, nombres o números de teléfonos, porque por un casual pueden ser descubiertas.

Y si ya la contraseña la cambiamos semanalmente o mensualmente la clavamos, pues harás que a tu vecino se le quiten las ganas de estar hackeando tu Wi-Fi cada siete días, con el trabajo que eso conlleva.

Hacer un filtrado por MAC

Para hacer aún más invencible la seguridad de nuestro Wi-Fi, podemos indicar al router las direcciones MAC que queremos que puedan acceder al router, algo que ya explicamos en su momento.

Ocultar la SSID

También podemos hacer que nuestro Wi-Fi esté oculto ante los ojos de los demás, por lo que no conocen nuestro SSID no podrán, ni si quiera, intentar averiguar la contraseña, por lo que cambiaremos el nombre del Wi-Fi y pondremos uno más rebuscado.

Para conectarnos a una red Wi-Fi oculta deberemos introducir el SSID, la contraseña y el tipo de encriptación.

Cambiar la clave de administrador

Por último, y no por ello menos importante, deberemos cambiar la clave de administrador de nuestro router para evitar que otros “nos hagan el favor” de configurarnos el router por nosotros mismos.

Las contraseñas habituales suelen ser 1234 o admin, siendo el usuario igual. Igualmente, podremos comprobar cual es mirando la parte posterior de nuestro router, aunque en algunos router simplemente no aparece, por lo que tendremos que contactar con nuestro distribuidor de Internet.

Desgraciadamente, nunca conseguiremos hacer que nadie pueda entrar en nuestro router, por lo que debemos mejorar al máximo nuestra seguridad. Quizás las operadoras deberían dejar de lado el ADSL y la fibra óptica y pasar al 4G.

Archivado en Contraseña, Router, Seguridad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion