¿Es bueno tener activada la opción de IPv6 en nuestra tarjeta de red?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Tal y como figura en la descripción del protocolo IPv6 en la Wikipedia, el Protocolo de Internet versión 6 (IPv6), es una versión del Internet Protocol (IP), definida en el RFC 2460 y diseñada para reemplazar a Internet Protocol version 4 (IPv4) RFC 791, que a 2016 se está implementando en la gran mayoría de dispositivos que acceden a Internet, es decir, un nuevo modelo de direccionamiento que resolverá los problemas de agotamiento de direcciones IP que actualmente se sufre con IPv4.

Siendo así, prácticamente cualquier dispositivo que se conecte a Internet tiene a día de hoy la opción de hacerlo mediante este nuevo protocolo, el cual a su vez convive con la versión anterior (IPv4), por lo que nos preguntamos si tener esta opción activada es bueno, malo o directamente no influye en nada.

Para dar respuesta a esta pregunta, deberemos diferenciar dos entornos, el laboral y el personal.

Entornos domésticos

Este suele ser el escenario más sencillo de todos, ya que por lo general tendremos uno o dos dispositivos que únicamente se utilizan para conexión a Internet y que en raras ocasiones suelen necesitar realizar una comunicación entre ellos, además, el esquema de red es muy sencillo, siendo un router el punto principal de conexión entre ellos, sin aplicaciones complejas, sin servidores y prácticamente sin nada más.

En este caso, tener activada o no la opción de IPv6 en nuestro equipo no debería influir en prácticamente ningún caso y todo debería funcionar sin más problemas.

Entornos profesionales

Aquí es donde la situación es más compleja, ya que en este tipo de escenarios hay que tener en consideración gran multitud de variables y aspectos, por ejemplo, que los equipos accederán a servidores, aplicaciones de configuración compleja, switches y diferentes capas de red, firewall físicos, impresoras o documentos compartidos en equipos y un sinfín de variables más que debemos tener en cuenta.

Por lo general, en este tipo de entornos es donde más problemas nos puede causar el hecho de tener activa la versión 6 del protocolo de Internet, ya que otros equipos, aplicaciones, servidores, impresoras o cualquier otro elemento trata de acceder a nuestro equipo mediante una dirección IP, es posible que al tener activa y asignada una dirección IPv6 puedan surgir los problemas.

También debemos tener en cuenta que el propio administrador de la infraestructura puede tener problemas si los equipos comienzan a trabajar con estas direcciones, ya que los routers pueden no interpretar bien esta información y no tener claro qué tienen que hacer con las solicitudes que llegan con equipos con esta dirección activa.

En este entorno, salvo por petición expresa del responsable de infraestructura, es mejor no activar esta opción y seguir trabajando con una IP privada dentro del protocolo IPv4.

Archivado en IPv6, Redes, Windows 10
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs