Conoce más consejos para agilizar tu equipo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Lentitud 1

En el día de ayer pudimos dar comienzo a una recopilación de trucos para mejorar el rendimiento de nuestra máquina y ahí pudimos leer los tres primeros consejos, por lo que hoy vamos a dar continuidad a esta serie con tres nuevos trucos.

Sin más demora, vamos a ver los consejos de hoy.

Elimina las animaciones

Windows trae diferentes efectos visuales y animaciones que hacen más amena nuestra utilización y experiencia con el sistema operativo, haciendo transiciones más suaves entre pantallas e incorporando efectos que nos permitan sentir fluidez en la utilización, pero muchas veces este tipo de animaciones pueden provocar lentitud en nuestro equipo, ya que el uso que tienen que hacer del hardware es continuo.

Esta situación puede notarse especialmente si nuestro equipo no dispone del hardware apropiado o si está en un nivel de saturación elevado, por lo que desactivar estas animaciones siempre es una buena idea.

Para cambiar la configuración de las animaciones y optar por un mejor rendimiento, debes:

  1. Acceder a Panel de Control de Windows
  2. Escoger Configuración avanzada del sistema
  3. En la pestaña Opciones de avanzada pulsar el botón Configuración
  4. Seleccionar Ajustar para obtener el mejor rendimiento

Cierra completamente las aplicaciones

Si al usar tu sistema operativo Windows 8 estás empleando el modo Modern UI, todas las aplicaciones que hayas abierto o trabajado con ellas seguirán funcionales hasta que apagues el equipo o lo reinicies, ya que Windows no dispone del clásico botón para cerrarlas, por lo que aunque no las veamos, seguirán ejecutándose en segundo plano y por supuesto consumiendo hardware.

Para evitar que estas aplicaciones sigan consumiendo recursos, debemos:

  1. Acceder al administrador de tareas
  2. Ir a la pestaña de procesos
  3. Eliminar el proceso de la aplicación que está ejecutándose

De esta forma, al terminar con el proceso en ejecución, la aplicación se cerrará por completo y dejará de hacer uso del hardware, consiguiendo un beneficio inmediato en cuanto a rendimiento se refiere.

Amplia o reduce el archivo de paginación

El archivo de paginación es un tamaño reservado por el sistema operativo que hará la función de memoria RAM y que será empleado por aplicaciones y programas en lugar de hacer uso de la memoria RAM física, de hecho, también es conocido por el nombre de memoria virtual.

Este archivo permite jugar con su configuración para optar por mayor rendimiento o mayor espacio en disco, por lo que optaremos por aumentar o disminuir su tamaño en función de nuestras necesidades concretas, de esta forma, si necesitamos ganar en rendimiento a costa de tamaño en disco duro, aumentaremos el archivo de paginación, pero si por el contrario estamos interesados en ganar espacio, realizaremos el proceso contrario.

Para acceder a la configuración del archivo, debes:

  1. Pulsar con el botón derecho en Equipo
  2. Seleccionar Propiedades
  3. Hacer click en Configuración avanzada del sistema
  4. Acceder a la ficha Opciones avanzadas
  5. Dentro de Rendimiento pulsar en Configuración
  6. Acceder a la ficha Opciones avanzadas
  7. Dentro de Memoria virtual pulsar en Cambiar
  8. Quitar la opción de Administrar automáticamente el tamaño del archivo de paginación para todas las unidades
  9. Pulsar en Sin archivo de paginación para desactivar esta opción o bien en Tamaño personalizado para disminuirlo sin desactivarlo del todo.
  10. Pulsar en Aceptar tantas veces como sea necesario
  11. Reiniciar el equipo

Hasta aquí los trucos de hoy, como sabes, entre los de ayer y los de hoy ya vamos por seis buenos trucos, por lo que si has seguidos todos al pie de la letra, deberías estar notando ya una mejora del rendimiento.

Archivado en Mantenimiento, Optimización, Recopilación, Rendimiento
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion