Conoce los últimos trucos para mejor el rendimiento

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Lentitud 4

Hasta el día de hoy llevamos redactadas la parte 1, parte 2, parte 3 y también la parte 4 de la serie recopilatoria de post relacionados con la mejora del rendimiento del equipo, por lo que hoy vamos a dar carpetazo final a esta serie añadiendo la parte final.

Vamos con ello.

Actualiza los drivers

Una de las causas por las que podamos estar notando problemas en nuestro equipo, es por no disponer de las últimas versiones de los drivers o de sistema operativo, ya que con cada actualización, los desarrolladores no solo se preocupan de la corrección de problemas de seguridad, sino también de implementar mejoras tanto en rendimiento como en funcionalidades extra.

No debemos olvidar que las aplicaciones responsables de interactuar con el hardware y de hacer de intermediario entre el sistema operativo y los diferentes componentes de nuestro equipo son los drivers o también llamados controladores hardware, por lo que si estamos ante versiones anticuadas o no estamos trabajando con la última versión, es posible que estas mejoras no las estemos implementando y estemos perdiendo la capacidad de conseguir un mejor funcionamiento de nuestro equipo.

Además, por norma general, la actualización de este tipo de aplicaciones siempre suelen gratuitas, por lo que nos encontramos ante enormes beneficios si optamos por la actualización y apenas encontramos pegas para no realizarlo.

Reinstala Windows

Llegados a este punto, si has optado por seguir nuestros consejos, has probado todas las opciones posibles, has limpiado tu equipo, cambiado la configuración, optimizado el equipo y además lo has hecho a través de las opciones de Windows y también a través de herramientas de terceros sin obtener demasiado resultado, es el momento de plantearse una reinstalación del sistema operativo.

Este aspecto puede parecer muy drástico, pero aquí nos aseguramos sin ninguna duda que conseguiremos el mejor funcionamiento posible, ya que nuestro equipo se mostrará como recién comprado de fábrica.

En función del sistema operativo que estés utilizando, la reinstalación del mismo se realiza de una forma u otra, pero debes recordar que en Rootear ya hemos explicado este método en alguna ocasión, por ejemplo, cuando hablamos de cómo reinstalar Windows 8 de forma total o sin perder nuestros archivos.

En este caso, estamos ante el penúltimo punto disponible, ya que si con la reinstalación de nuestro sistema operativo no hemos conseguido el resultado esperado, solo nos queda pasar al siguiente y último punto de esta recopilación de consejos.

Invierte en hardware

Llegamos ya al último punto de esta serie de artículos recopilatorios donde hemos podido ver diferentes métodos para optimizar y acelerar nuestro equipo, pero si has llegado hasta este punto y nada de lo anterior ha dado resultado, el problema está claro, el hardware de tu equipo no es lo suficientemente potente como para hacer funciona el sistema operativo, la aplicaciones o para seguir tu ritmo de trabajo, esto es como si pretendemos con un Seat Ibiza conducir por la autopista a más de 200Km/h, no lo conseguiremos y necesitaremos un coche más potente.

Invertir en hardware no significa necesariamente optar por la compra de un nuevo equipo completo, aunque si nos lo podemos permitir estamos sin duda ante la mejor opción, nos referimos a realizar pequeñas ampliaciones con las que cubrir las carencias que estemos teniendo en puntos concretos.

Para ello, recordarás que ya aprendimos dentro de la etiqueta rendimiento hace algún tiempo de qué forma podíamos medir el rendimiento de nuestros componentes de hardware y así identificar en qué punto concreto estamos sufriendo una carencia destacable y así poder poner los medios suficientes y adquirir hardware de mayor potencia o aumentar la capacidad del ya disponible.

Para poder medir el hardware que principalmente es motivo de lentitud, puedes recurrir a los siguientes artículos.

  1. Prueba de rendimiento global
  2. Prueba de rendimiento de disco duro
  3. Prueba de rendimiento del microprocesador
  4. Prueba de rendimiento de la tarjeta gráfica
  5. Prueba de rendimiento de la memoria RAM

Gracias a estos artículos que lanzamos en su momento, podrás saber qué dispositivo está más necesitado de un aumento en su capacidad o de una sustitución completa, por lo que el gasto en hardware debería ser el mínimo posible y así conseguir solucionar los problemas de rendimiento.

Hasta aquí llegamos con los trucos y consejos relacionados con la mejora de la velocidad de Windows, en el que durante varios días hemos ido conociendo trucos más o menos populares y trucos más o menos efectivos, pero que en conjunto, conseguirán que nuestro equipo desarrolle su actividad como el primer día, sin duda alguna.

Esperamos que estos consejos os hayan sido de ayuda y como siempre, os animamos a dar vuestra opinión al respecto a través de un comentario.

Archivado en Mantenimiento, Optimización, Recopilación, Rendimiento
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion