Los problemas de privacidad de Windows 10 llegan a Windows 7 y Windows 8.1

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Windows 7 Escritorio

Los problemas de privacidad no se acaban en Windows 10. Las acusaciones de espiar a los usuarios que se han vertido sobre Microsoft, y que se orignaron tras ver el funcionamiento de ciertas características implementadas en Windows 10, están lejos de terminar. La empresa de Redmond ha lanzado algunas actualizaciones para Windows 7 y Windows 8.1 que recogerán datos de usuario también en estas versiones algo más antiguas.

Cierto número de actualizaciones lanzadas por Microsoft recientemente introducen el servicio de rastreo de diagnósticos y datos de uso en los dos sistemas anteriores a Windows 10, así como la asignación de recolección de datos al control de cuentas de usuario. Esto es lo que se ha podido leer en el registro de cambios oficial de estas actualizaciones.

Los parches en cuestión son los KB3068708, KB3022345, KB3075249 y KB3080149, de los que podrás encontrar una descripción completa en SoftPedia. Con la instalación de todos estos parches se añaden los problemas de invasión de la privacidad a Windows 7 y Windows 8.1, algo que en Redmond no necesitan ahora mismo.

Te puede interesar: Ajusta Windows 10 a tu conveniencia con Ultimate Windows Tweaker 4

¿Cómo se puede detener la recogida de datos?

Windows 8 700x500

En primer lugar tendrás que bloquear los dominios de Internet que Microsoft usa para recoger datos. Para ello tendrás que habilitar un bloqueo mediante el archivo HOSTS y añadir estos dos dominios:

 vortex-win.data.microsoft.com

 settings-win.data.microsoft.com

El archivo HOSTS se encuentra en C:/WINDOWS/system32/drivers/etc/hosts. Para abrirlo necesitaremos permisos de administrador, y para bloquear los dominios que te acabamos de dar tendrás que colocar siempre la dirección 127.0.0.1 con un espacio de tabulador detrás del que colocarás el dominio a bloquear, de la siguiente manera:

 127.0.0.1  vortex-win.data.microsoft.com
 127.0.0.1  settings-win.data.microsoft.com

Sin embargo, la mejor forma de evitar que haya recolección de datos en Windows 7 y Windows 8.1 es desinstalar completamente los últimos parches de actualización. Para ello podrías ir al Panel de Control y en Windows Update buscar las actualizaciones instaladas, de donde podrías desinstalar los cuatro paquetes KB que nombramos antes

Otra opción consiste en abrir una línea de comandos con permisos de administrador e introducir las siguientes líneas una por una:

 wusa /uninstall /kb:3068708 /quiet /norestart
 wusa /uninstall /kb:3022345 /quiet /norestart
 wusa /uninstall /kb:3075249 /quiet /norestart
 wusa /uninstall /kb:3080149 /quiet /norestart

En cuanto lo hayas hecho, no olvides ocultar las actualizaciones para asegurarte de que no se reinstalarán en cuanto reinicies el ordenador.

Archivado en Privacidad, Seguridad, Seguridad informática, Windows, Windows 10, Windows 7, Windows 8, Windows 8.1
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion