Si quieres proteger de la mejor forma tu Windows, deberías seguir este consejo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

seguridad

Ya sea por ser el sistema operativo más empleado a nivel mundial o ya sea por tener una base de programación tan sólida como otros sistemas, lo cierto es que Microsoft Windows ha sido desde sus inicios el blanco predilecto de hackers, malware y en definitiva de todo tipo de infección y vulnerabilidades.

Una de las características que diferencian a Windows de Linux, es que en este último los usuarios que trabajan con el sistema no suelen hacerlo con las credenciales de administrador por defecto, algo que en los sistemas de Microsoft es todo lo contrario, ya que, por ejemplo, a nivel domestico, prácticamente el 100% de los equipos trabaja con el usuario administrador o con un usuario que esté dentro del grupo de administradores, que viene a ser lo mismo.

Este hecho provoca que cualquier aplicación que trate de instalarse en nuestro equipo, trate de acceder a áreas comprometidas del sistema o cualquier otra acción similares, apenas encuentre restricciones para hacerlo, más allá del UAC de turno, por lo que parece claro qué consejo vamos a dar en el día de hoy.

Si de verdad quieres proteger tu sistema operativo Windows, además de contar con una protección actualizada y realizar unas buenas prácticas en el uso y acceso a Internet, deberías trabajar de forma diaria con una cuenta que no tenga privilegios de administrador de la máquina, y únicamente introducir esas credenciales cuando sea imprescindible, por ejemplo, para instalar una nueva aplicación o actualización de algún software.

Si trabajas con una cuenta sin privilegios que no pueda instalar software, cualquier infección que trate de instalarse o acceder al sistema, se encontrará con que no puede realizar esta acción, independientemente del tipo de virus, del antivirus que tenga y de las medidas que hayas tomado, si tu cuenta de usuario no puede instalar nada, el malware tampoco podrá hacerlo.

Por lo tanto, si de verdad quieres proteger tu sistema operativo, además de las prácticas lógicas de seguridad, no dudes en trabajar con una cuenta que no tenga privilegios de administrador, ya que así te evitarás más de un disgusto, y si no estás convencido de ello, al menos no dudes en probarlo durante algún tiempo para ver que prácticamente nunca acabarás necesitando esos privilegios tan elevados.

Archivado en Privilegios, Seguridad, Windows 10
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs