¿Qué tipo de aplicaciones de seguridad son realmente necesarias para nuestro Windows?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Seguridad total

Cuando hablamos de protegernos en la red o de la seguridad informática, lo primero que nos viene a la cabeza es un antivirus, ya sea de versión gratuita o uno más completo con una modalidad de pago, pero ¿es suficiente con un antivirus para proteger nuestro sistema? y todo lo contrario, ¿es necesario disponer de una gran colección de software para protegernos?.

Pues bien, la respuesta a esta pregunta pasa, en primer lugar, por el tipo de usuarios que seamos y el tipo de navegación que hagamos, pero desde luego hay unos mínimos a cumplir y a partir de ahí todo se puede mejorar, pero sin pasarnos y sin caer en el colapso total de nuestro equipo por querer protegerlo más de lo necesario.

Podríamos poner como base mínima, para cualquier usuario que cuente con un hardware relativamente nuevo y que pueda permitirse el consumo de este para ejecutar aplicaciones de seguridad, los siguientes productos.

  1. Antivirus básico: Por lo general, no es necesario recurrir al mercado de aplicaciones de pago para cubrir esta necesidad, ya que antivirus como Avira, AVG o Avast!, nos valdrán perfectamente en la mayoría de los casos.
  2. Antimalware: Además de un antivirus, también necesitamos un antimalware que logre eliminar aquello a lo que el antivirus clásico no llega. Aquí sí podríamos plantearnos adquirir un producto de pago, como por ejemplo Malwarebytes, que ofrece protección en tiempo real en su versión de pago, aunque también nos valdría la versión gratuita e ir haciendo análisis bajo demanda.
  3. Firewall: Uno de los grandes olvidados pero uno de los más necesarios, nuevamente podemos optar por soluciones gratuitas, pero sea como fuere, contar con un cortafuegos en nuestro equipo es algo de lo más necesario, ya que evitará posibles accesos a nuestro equipo y robo de información.

Ahora bien, si hemos visto lo que realmente necesitamos, nos plantemos, ¿de qué podemos prescindir?. Pues bien, hay muchos módulos complementarios y aplicaciones por los que tendríamos que pagar y que para la mayoría de los usuarios no aportaría demasiado, por ejemplo.

  1. AntiSpam: La mayoría de proveedores de correo, entre ellos Gmail y Hotmail, ya cuentan con filtros antispam que harán esta labor de forma gratuita, por lo que no tiene sentido pagar por ello o disponer de un software especifico.
  2. Software de eliminación de virus muy concretos: No tiene sentido que tengamos en nuestro equipo un arsenal de aplicaciones para eliminar cierto virus concreto si no hemos sido infectados por él, por ejemplo, no es necesario contar con sistemas de limpieza para el famoso virus de la policía si nunca nos ha llegado a infectar.
  3. Protectores de DNS: En teoría este tipo de aplicaciones sí debería ser útil e interesante, pero la realidad es que si contamos con un buen software antimalware con una detección eficaz y rápida, difícilmente ningún software dañino logrará cambiar nuestras DNSs, ya que será detectado mucho antes de que pueda hacer nada.

Como puedes ver, hay aplicaciones que sí son necesarias y que siempre es recomendable tener en nuestro equipo y aplicaciones que, por el contrario, en la mayoría de los casos no serán efectivas y no harán más que consumir recursos y espacio en disco, por lo que echa un vistazo a la protección de tu equipo y mira si tu sistema es vulnerable o si por el contrario te sobra software de seguridad.

Archivado en Antivirus, Malware, Protección, Seguridad, Windows 10
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion