¿Cómo podemos sospechar si nuestro sistema operativo está infectado?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Cómo podemos sospechar si nuestro sistema operativo está infectado?

Una de las peores situaciones a las que nos podemos enfrentar en las nuevas tecnologías es a una infección por algún tipo de malware, virus, troyano o en definitiva cualquier tipo de infección que trate de robarnos información, bloquear nuestro equipo, dañarnos o mil y un situaciones más que suelen ser el objetivo de los hackers al desarrollar este tipo de infección.

Por suerte, cada vez es más habitual que los usuarios tengan conciencia sobre la seguridad informática y al menos dispongan de un antivirus gratuito básico instalado en su equipo, algo que está realmente bien, pero que muchas veces no es suficiente, ya que existen infecciones de día cero que todavía no han sido detectadas por los antivirus, malwares capaces de pasar inadvertidos, antivirus que no están actualizados o no son del todo fiables en cuanto a detección se refiere, etc., por lo que dejar toda la seguridad en manos de este tipo de software no siempre es buena idea.

Y como tantas veces ocurre, muchas veces el método más fiable pasa por el factor humano, por lo que hoy vamos a ver una serie de situaciones que deberían ser motivo de sospecha en cuanto a una infección se refiere.

Debemos sospechar de que algo no va bien cuando percibamos lo siguiente:

  1. Caída del rendimiento sin motivo: Si hasta ahora todo iba bien, pero de un día para otro el rendimiento cae en picado.
  2. Mensajes de error: Cuando veamos mensajes de error constantes de aplicaciones, del sistema o incluso mensajes que no comprendamos qué indican.
  3. Demora en el inicio de Windows: Si habitualmente nuestro sistema arranca en pocos segundos y ahora tarda mucho más sin que exista un motivo para ello.
  4. Notificaciones o publicidad constante: Si recibimos notificaciones o publicidad sin sentido en nuestro sistema o navegador.
  5. Cambios en la página de inicio del navegador: Cuando percibamos que la página de inicio ha cambiado sin motivo y además nos esté llevando a algún sitio extraño.
  6. Lentitud o problemas de conexión a Internet: Si empezamos a tener problemas de conexión y navegación en Internet, las páginas no cargan, etc.
  7. Calor excesivo en nuestro equipo: Si escuchamos los ventiladores más de lo habitual, si percibimos más calor y en definitiva si nuestro hardware está trabajando al máximo de su rendimiento posible.
  8. Pantallazos azules, bloqueos y similares: Cuando el equipo se quede colgado, nos muestre pantallazos azules, se reinicie sin más o situaciones parecidas.

Estas situaciones no significan de forma obligatoria que estemos sufriendo una infección, ya que para cada una de ellas puede existir una explicación técnica que las justifique, más allá de la infección, pero desde luego son puntos a tener en cuenta en lo que a sospechas de malware se refiere, ya que son síntomas habituales de que algo está yendo mal y por lo general son efectos que podemos ver en cualquier equipo que está infectado.

Por lo tanto, si estás sufriendo uno o varios de estos puntos, no dudes en revisar tu antivirus, probar algún otro, instalar alguna otra solución de malware y en definitiva poner medidas para sabes si el problema está relacionado con la seguridad de nuestro equipo.

Archivado en Malware, Seguridad, Windows 10
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs