¿Windows 10 te funciona lento? Prueba con estos consejos

¿Windows 10 te funciona lento? Prueba con estos consejos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Usuario triste

Windows 10 es considerado por muchos el mejor sistema operativo de Microsoft hasta la fecha, ya sea a nivel de seguridad, de funcionalidad y también de rendimiento, de hecho sus requisitos técnicos son bastante moderados para los tiempos que vivimos y podríamos llegar a instalarlo en equipos antiguos.

Ahora bien, esto no quiere decir que el sistema vaya a ser infalible y que no apreciemos lentitud, ya que además del propio sistema, hay otros muchos factores que pueden causar una caída del rendimiento y hoy vamos a analizar los más comunes.

Antivirus

Una de las principales causas de lentitud en nuestro sistema operativo es el antivirus, sin duda alguna, ya que este tipo de aplicaciones son muy intrusivas, están en contaste ejecución y al tener que estar constantemente analizando procesos y de más, pueden ser el cuello de botella y el problema que está causando nuestra lentitud, de hecho, es la primera prueba que debemos hacer.

Para ello, te recomendamos prescindir de tu antivirus de marca, ya sea gratuito o no y probar el nativo de Windows, tal y como ya hicimos en este artículo y con esto analizar los resultados, si los resultados son positivos, puedes seguir trabajando con Windows Defender, si no lo son, puedes volver a tu antivirus clásico.

-Personalmente he obtenido mejoras de rendimiento muy interesantes al aplicar este truco-

Aplicaciones que se ejecutan al inicio de Windows

Si contamos con un buen número de aplicaciones instaladas en nuestro equipo, es más que probable que muchas de ellas traten de ejecutarse en el inicio de Windows, algo que si ocurre de forma masiva será un problema de rendimiento tanto en el inicio de Windows, como en el uso diario del mismo, por lo que debemos revisar este aspecto.

En Windows 10, para ver este listado, será suficiente con acceder al Administrador de tareas -mediante control+alt+supr, por ejemplo- y desplazarnos al apartado de Inicio, donde veremos qué aplicaciones están habilitadas para iniciarse nada más cargar Windows y desde donde podremos deshabilitar las que no consideremos necesarias.

Limpieza del sistema

Si tu antivirus no es el problema y si no tienes demasiadas aplicaciones, quizás la respuesta al problema pase por hacer una limpieza del sistema, es decir, quitar temporales, datos innecesarios, optimizar el registro y en general lo que consideramos las tareas de mantenimiento habituales.

Para ello puedes revisar artículos donde ya hemos hablado de este tipo de aplicaciones, por ejemplo, las clasificadas en el área de rendimiento.

Drivers

Otro de los puntos donde puede estar el problema es en los drivers, ya que si nuestro sistema no es capaz de sacar el máximo provecho al hardware, el rendimiento del mismo se verá afectado.

Esto nos puede ocurrir especialmente en aquellos dispositivos que no traían de forma nativa Windows 10 y que hemos sido nosotros los que se lo hemos instalado, ya que en estos casos es más fácil que exista un problema de drivers, pero en realidad este problema puede afectar a cualquier sistema operativo, ya sea nativo o no.

Sea como fuere, no olvides que con aplicaciones como esta que hablamos en su día puedes instalar y/o actualizar todos tus drivers en cuestión de segundos y sin coste alguno.

Hardware

Si nada de esto funciona, si tu sistema no termina de trabajar correctamente, si ya no usas antivirus de marcas externas, has limpiado el sistema y no tienes mucho software, quizás el problema esté en tu hardware.

Si estás trabajando sobre un hardware relativamente nuevo, deberías revisar que los componentes funcionan bien y que no están trabajando a una potencia inferior a la que esperamos.

Si estás trabajando sobre un hardware algo anticuado, deberías plantearte mejorar esta situación, por ejemplo, a través de la compra de más memoria RAM o sustituir tu disco duro normal por uno SSD.

Conclusiones

Como puedes ver, te hemos dado un buen número de ideas sobre las que trabajar, ideas que suelen ser los problemas más habituales en la caída del rendimiento de los equipos, por lo que si llevas a cabo nuestros consejos y llevas a cabo una revisión de los puntos indicados, estamos seguros que conseguirás mejorar tu experiencia de uso en Windows 10.

Archivado en Lentitud, Optimización, Rendimiento, Windows 10
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs